NOTA DIARIO CLARIN VIAJES 30/12/2017

https://www.clarin.com/viajes/uvas-buen-vino-sorpresa-canuelas_0_By

 

El establecimiento Finca Don Atilio organiza visitas guiadas a su bodega familiar y las plantaciones de los varietales tannat, syrah, malbec, merlot, cabernet sauvignon y pinot noir del Viñedo y Bodega Uribelarrea.

Uvas y buen vino, una sorpresa en Cañuelas

Parte de los viñedos de Finca Don Atilio, en el partido de Cañuelas.

Por Cristian Sirouyan

Reconocido por la actividad lechera de los inmigrantes vascos e italianos, las exquisitas picadas de quesos, embutidos y chacinados y últimamente también por el boom de la cerveza artesanalUribelarrea sorprende a sus visitantes con la producción de vinos en un establecimiento familiar.

Uvas y buen vino, una sorpresa en Cañuelas

Los visitantes son trasladados desde Uribelarrea en una camioneta de la bodega, que recorre 8 km por caminos rurales.

Las visitas guiadas -que se organizan los fines de semana y feriados a las 10 y a las 16- permiten apreciar las dos hectáreas de campo de Viñedo y Bodega Uribelarrea cultivadas desde 2012 con los varietales syrah, malbec merlot, cabernet sauvignon blanc y pinot noir, aunque el 90 por ciento de las plantaciones corresponde a la cepa tannat.

Esta uva tinta -la más utilizada por las bodegas de Canelones y Colonia, en Uruguay- es la que mejor se adapta al suelo y el clima de esta próspera región bonaerense.

Los interesados en conocer el lugar y degustar las distintas variedades de la bebida tienen la posibilidad de llegar por sus medios hasta La Pulpería de Uribelarrea, para ser trasladados en una antigua camioneta 4×4 descapotada, que recorre el camino de tierra, recortado en el pintoresco paisaje de campo, lagunas y pájaros, hasta la bodega.

Uvas y buen vino, una sorpresa en Cañuelas

La visita guiada con degustación dura alrededor de dos horas.

De entrada, el recorrido guiado demuestra que cada paso del proceso de elaboración es supervisado personalmente por Horacio Spinazzola, a cargo del emprendimiento. La producción anual promedia las 4 mil botellas de vinos tintos y blancos.

Esta propuesta vitivinícola y de enoturismo desarrollada en la región pampeana empezó a tomar forma en abril de 2015, cuando el Instituto Nacional de Vitivinicultura autorizó el funcionamiento de la bodega.

Uvas y buen vino, una sorpresa en Cañuelas

La uva tinta de la cepa tannat es la más utilizada en la Bodega Uribelarrea.

Miniguía

follow Cómo llegar. Desde Buenos Aires hasta Uribelarrea son 85 km por Riccheri, Autopista a Cañuelas y ruta 205; en el km 82,5 desviar 3 km hacia la izquierda; dos peajes, $ 20.

Desde Once, micro 88 Línea Expreso Liniers ($ 40 ida; con SUBE, $ 20).

Desde Constitución, tren Roca con trasbordo en Cañuelas ($ 9,20 ida; con SUBE, $ 5,20).

go site Cuánto cuesta. Visita guiada con degustación de cuatro vinos y tostadas (2 hs.), $ 200; con traslado desde Uribelarrea, $ 300.

http://absolutevariety.com/google-hangouts-on-air-and-edu/ Dónde informarse. (02227) 15553422.

vinos.uribelarrea@gmail.com

www.vinos-uribelarrea.com

Nota Diario El Ciudadano Cañuelas 27/11/17

http://www.elciudadano.com.ar/noticias/leer/2584/se-inauguro-oficialmente-el-vinedo-uribelarrea.html

 

Se inauguró oficialmente el Viñedo Uribelarrea

 Emplazado en La Noria, produce 4 mil botellas anuales a partir de uvas Tannat. Se está finalizando una sala de degustación destinada al turismo.
Spinazzola junto a funcionarios e invitados.

BulletSpinazzola junto a funcionarios e invitados.

27.11.2017, 10:54:34 | Sociales 

Cañuelas, la cuna de la industria lechera y del dulce de leche, ahora también apuesta  a la vitivinicultura. En la finca Don Atilio, ubicada en el paraje La Noria, a 2 kilómetros de la estación ferroviaria y a 8 de Uribelarrea, se desarrolla el primer viñedo de la Cuenca del Salado, conformado por un cultivo de dos hectáreas.
El lobense Horacio Spinazzola realizó la inauguración oficial de su emprendimiento el miércoles pasado, con una visita guiada de la que participaron la intendente Marisa Fassi, el periódico El Ciudadano y representantes de agencias de turismo.
El viñedo, iniciado hace siete años, está conformado por las variedades Pinot Noir (para vinos blancos, rosados o tintos y base de los champagnes), Merlot, Syrah, Sauvignon Blanc y principalmente Tannat, que conforma el 90 % de la plantación.
El Tannat es una uva típica de los viñedos uruguayos que tienen su epicentro en el departamento de Canelones. Se trata de una variedad sumamente prolífica, que produce unos 5 kilos de uvas por planta, los que luego darán unas cinco botellas de 750 cm3. El resultado es un vino de color intenso, rico en taninos y antioxidantes.
“En Cañuelas estamos en la misma latitud que la zona vitivinícola de Canelones; tenemos la misma distancia al río, el mismo régimen de lluvia, el mismo tipo de suelo y 29 metros sobre el nivel del mar.
Entonces lo que hice, en lugar de hacer ensayos, fue copiar el modelo uruguayo. Ahora hay que esperar que el viñedo se afiance, porque  estos son proyectos de largo tiempo y en la Argentina no estamos acostumbrados a proyectos que demanden una década de espera” relató Spinazzola durante la recorrida por la finca.
Impresiona ver las hileras de parras perfectamente cuidadas, en una zona donde predomina la ganadería.  A diferencia de los cultivos mendocinos, en Cañuelas, donde el clima es más húmedo, se requieren calles más anchas y mayor distancia entre plantas para incrementar la aireación y el impacto del sol, lo que evitará la proliferación de hongos.

A unos metros de la casona perfectamente conservada y que a fines del siglo XIX era el casco del campo de los Garzonio, Spinazzola levanta un salón que en breve comenzará a funcionar como sala de ventas y degustación.
Contiguo a este espacio con amplios ventanales que miran hacia el viñedo se encuentra el salón de elaboración y envasado. En época de cosecha la uva ingresa temprano, antes de que el calor caliente en exceso los racimos. El producto se muele y luego se deja una semana en tanques de fermentación rápida. Cuando el azúcar está al nivel deseado el producto descansa de 4 a 5 meses en los tanques de fermentación lenta. Luego vendrá el envasado, encorchado y etiquetado, un proceso totalmente manual que permite completar unas 300 botellas diarias.
Durante la degustación –acompañada por una selección de quesos y fiambres de La Pulpería servidos por Leo Guiñazú y su esposa- Spinazzola aclaró que el suyo no es un vino orgánico, pero sí natural y artesanal. Según el Instituto Nacional de Vitivinicultura, Uribelarrea está catalogada como una bodega de vino casero con un máximo de producción anual de 12 mil botellas.
Actualmente la bodega produce entre 3.500 y 4 mil botellas anuales. Según Spinazzola, el emprendimiento comenzará a ser rentable cuando supere las 8 mil botellas, objetivo que piensa alcanzar en el próximo lustro.
Gran parte de la producción es un vino Tannat con cortes de Merlot, Syrah o Cabernet que se comercializa, en su totalidad, en algunos de los 16 restaurantes de Uribelarrea.
 
estrace cream buy CON LA MIRADA EN EL TURISMO
Spinazzola reconoce que su emprendimiento no será económicamente viable sin el complemento del turismo.  La finca ya se encuentra abierta a los visitantes, quienes son recibidos previa reserva.
Muchas veces el camino de tierra no se encuentra apto para el tránsito de vehículos particulares. Para esos casos Spinazzola cuenta con una antigua camioneta Dodge 4×4 descapotada con la que llevará a los turistas que harán base en La Pulpería de Uribe (Hermana Gufani 815).
El pasado fin de semana llegó el primer contingente: un grupo de veinte norteamericanos que se hallaban en el predio de Smata disputando el Torneo Panamericano de Frisbee. Ahora Spinazzola está en conversaciones con Isabel Liang, representante de una agencia de la ciudad de Buenos Aires con la que piensa promover la llegada de turismo chino.

Una camioneta de origen malvinero

Para el traslado de los turistas desde Uribelarrea al campo de La Noria Horacio Spinazzola cuenta con una camioneta Dodge 200 modelo 1980 descapotada, provista con asientos en la caja con capacidad para 10 personas.
El vehículo 4×4, pintado de verde militar, es sumamente especial, ya que perteneció a la Armada Argentina y estaba destinado al transporte de tropas durante la Guerra de Malvinas.
Las camionetas Dodge de la época eran modificadas por la empresa Igarreta, que les recortaba la cúpula, le incorporaba un radiotransmisor, soportes para un techo de lona y una base para una ametralladora.
La unidad adquirida por Spinazzolla permaneció en Ushuaia y por eso sobrevivió a la guerra. Muchos años después fue vendida como rezago militar.

Nota www.infocanuelas.com 26/11/2017

http://www.infocanuelas.com/turismo/el-vinedo-uribelarrea-ya-recibe-turistas

 

El viñedo Uribelarrea ya recibe turistas

Se realizó la presentación oficial del emprendimiento en una visita guiada para la prensa y agencias de turismo.

Horacio Spinazzola en su finca Don Atilio.

El miércoles 22 de noviembre se realizó la presentación oficial del Viñedo y Bodega Uribelarrea emplazados en la Finca Don Atilio en el paraje La Noria, a 8 kilómetros de la localidad de Uribelarrea.

La intendente Marisa Fassi, el director de Turismo Marcelo Di Giácomo, medios de prensa y la gerente de Antártida Travel, Isabel Liang, especializada en organización de paseos para el turismo chino, realizaron una recorrida por la plantación y participaron en una degustación.

Horacio Spinazzola, titular del emprendimiento, se encargó de explicar cada uno de los pasos de la vitivincultura, desde el cuidado de las plantas y cosecha hasta el envasado.

Iniciado en 2012, el 90 % del viñedo está conformado por uvas Tannat, una variedad típica de la región vitivinícola de Canelones (Uruguay) que comparte las mismas características climáticas y de suelo que Cañuelas. Una pequeña superficie del cultivo está destinado a los varietales Pinot Noir, Merlot, Syrah y Sauvignon Blanc, que se utilizan para los distintos cortes.

Actualmente Bodegas Uribelarrea produce casi 4 mil botellas anuales de vinos tintos y blanco. Toda la producción se comercializa en los restaurantes que conforman el corredor gastronómico de Uribelarrea.

En paralelo a la inauguración del viñedo se inició la recepción de contingentes turísticos. Los visitantes hacen base en el local de productos regionales La Pulpería de Uribelarrea (Hermana Gufani 815) de Leo Guiñazú. Desde allí Spinazzola los traslada hasta la finca (en grupos de once como máximo) en una camioneta Dodge militar 4×4 descapotada, en un recorrido que permite apreciar el entorno campestre de Uribelarrea, lagunas y variedad de aves.

Las visitas guiadas se realizan los sábados y domingos. Reservas: vinos.uribelarrea@gmail.com

Contiguo a la bodega se está finalizando una sala de venta y degustación donde los visitantes podrás apreciar los productos del primer viñedo surgido en la Cuenca del Salado.

NOTA www.infocanuelas.com 31/10/17

http://www.infocanuelas.com/turismo/en-noviembre-se-inaugura-el-vinedo-uribelarrea

En noviembre se inaugura el Viñedo Uribelarrea

La Finca Don Atilio comenzará a recibir visitantes, que realizarán el recorrido desde Uribelarrea a La Noria en una camioneta malvinera.

Viñedo Uribelarrea. Archivo.

Se aproxima el gran día. A cuatro años de iniciado el proyecto, el 22 de noviembre se realizará la inauguración del Viñedo y Bodega Uribelarrea, situado en la Finca Don Atilio del paraje La Noria, en el partido de Cañuelas.

El viñedo cuenta con dos hectáreas cultivada con los varietales Syrah, Merlot, Sauvignon Blanc, Pinot Noir y principalmente uvas tintas Tannat, la que más se adapta al clima de la región. En marzo de este año se cosecharon unos 3 mil kilos de racimos que permitieron obtener unas 1.500 botellas. En las últimas semanas llegaron 600 nuevas plantas de Tannat, lo que incrementará notablemente el volumen de la bodega en 2018.

El emprendimiento se encuentra a cargo del lobense Horacio Spinazzola, quien se encarga personalmente de supervisar cada etapa del proceso.

El 22 de noviembre se realizará la inauguración oficial de la bodega y a partir de ese momento la Finca comenzará a recibir contingentes de turistas.

Los visitantes deberán hacer base en Uribelarrea y desde allí Spinazzola los trasladará hasta el campo, distante unos ocho kilómetros, en una camioneta 4×4.

Para realizar este trayecto la Finca acaba de incorporar una camioneta Dodge 1980 de las que se usaron para el traslado de tropas en la Guerra de Malvinas. Esta unidad perteneciente a la Armada Argentina permaneció en Ushuaia y por esa razón sobrevivió al conflicto bélico.

Se trata de una Dodge 200 modificada y convertida en 4×4 por la empresa de carrozado Igarreta. Es descapotable y cuenta con asientos de madera en la caja.

El viaje desde Uribelarrea a la finca permitirá disfrutar los caminos rurales y el paisaje campestre, un atractivo adicional que se suma al viñedo.

 

 

 

INFOCAÑUELAS

 

 

NOTA Cañuelasya.com 23/11/2017

http://www.canuelasya.com/cultura/se-presento-la-bodega-uribelarrea/

 

 

Se presentó la “Bodega Uribelarrea”

El emprendimiento se encuentra en la Finca Don Atilio. Su titular, Horacio Spinazzolla, realizó una presentación para medios y la intendenta Marisa Fassi.



En la Finca Don Atilio, el propietario de la Bodega UribelarreaHoracio Spinazolla recibió a la intendenta Marisa Fassi y la invitó a conocer la estancia y a degustar los exponentes elaborados por la marca “Vinos Uribelarrea”, registrada en el Instituto Nacional de Vitivinicultura desde 2012.

Además, Spinazzola comandó una recorrida por el viñedo, junto al  Subsecretario del Instituto de Planificación y Desarrollo, Lic. Marcelo Di Giacomo, empresarios y medios especializados en turismo; explicando el proceso de elaboración artesanal, con altos estándares de calidad. Le comentó a Fassi la diferencia de las cepas, los plazos de producción y las particularidades de la maceración, la crianza y el embotellado final.

Actualmente Bodegas Uribelarrea produce vinos con altos estándares de calidad y con cinco variedades de uva cosechadas en la finca de Uribelarrea: Tannat, Malbec, Merlot, Pinot Noire y Cabernet Sauvignon.

Además de la comercialización de los vinos en el mercado, el objetivo de la empresa familiar consiste en generar una propuesta de turismo enológico para los visitantes que quieran conocer la cadena productiva del vino, con visitas guiadas por la bodega, charlas informativas y degustaciones de los mejores “Vinos Uribelarrea”.

DIARIO LA NACION – 12/11/2017

http://www.lanacion.com.ar/2080815-uribelarrea-recibe-con-las-mejores-picadas

Uribelarrea, las mejores picadas a 90 kilómetros de Buenos Aires

Quesos, embutidos, chacinados, cerveza artesanal y hasta vino se elaboran en este pueblo turístico a un paso de Cañuelas, que ya es un clásico para el fin de semana

DOMINGO 12 DE NOVIEMBRE DE 2017
Pueblo Escondido, con gran variedad de chacinados para elegir
Pueblo Escondido, con gran variedad de chacinados para elegir.

Los uribeños son los reyes de la picada después de la espectacular transformación que vivió Uribelarrea de la mano del turismo. En el km 82,5 de la ruta N 205, muy cerca de Cañuelas, el pueblo aún conserva su esencia rural de calles de tierra con acacios y fresnos, el sonido de pájaros, los perros ladrando a la luna y el olor del pan.

Uribe, como se lo llama cariñosamente, fue un importante polo lechero en la década del 30 y 40: llegó a tener cinco almacenes de ramos generales y cuatro escuelas; había clubes y bailes de gala, pasaba el tren lechero y había más de 50 tambos, en su mayoría de emprendimientos familiares de vascos e italianos. En la actualidad preserva su belleza de antaño, con sus diagonales que convergen en la plaza octogonal, trazado original diseñado por el ingeniero arquitecto Pedro Benoit (el mismo de la ciudad de La Plata). Frente a ésta se alza la capilla Nuestra Señora de Luján, de estilo neogótico, donde se filmaron Juan Moreira y Evita, entre otras películas.

Hoy es un pueblo gastronómico como Tomás Joffré o Carlos Keen pero con el valor agregado de la producción: aquí se elaboran quesos de vaca (en la Escuela Agrotécnica Don Bosco, una de las primeras de América latina); chacinados (Pueblo Escondido y la mencionada Escuela); quesos de cabra (tambo y salón de té Valle de Goñi); quesos de oveja (tambo ovino Weke); dulce de leche de vaca y cabra (Escuela y Valle de Goñi); alfajores (La Pulpería de Uribe); cerveza (La Uribeña y Almacén de Cervezas) y, desde hace poco tiempo, el vino Uribelarrea (Finca Don Atilio).

No sólo se pueden comer estos manjares sino conocer sus procesos de elaboración: Uribe posee una historia para contar, aquella ligada a la producción lechera y al aprendizaje de los uribeños ligados a la Escuela Saleciana Don Bosco que hizo que los emprendimientos productivos que nacieron en este rincón del mundo lo hicieran con toda la seriedad del caso, con fórmulas dictadas, casi casi con la anuencia celestial.

Pero empecemos por el principio: la picada que precede a un buen almuerzo. Porque son celestiales las salazones y embutidos de la fábrica de chacinados artesanales Pueblo Escondido y también -y especialmente- los de la nueva línea de fiambres de inspiración italiana del periodista gastronómico Pietro Sorba.

Pueblo Escondido es un lugar para ir en peregrinación en busca del salame añorado. Abierto en 2003, el crecimiento fue notable. Cuando comenzaron, Gabriel Narvaes y el ingeniero y maestro charcutero Miguel Carello (ex jefe de producción y profesor de la Don Bosco), secaban los embutidos en un cuarto; en abril último mudaron su restaurante de picadas y platos a una casona preciosa de 1904, reciclada en todos los detalles, que fuera la antigua carpintería del pueblo. Con recetas heredadas de sus abuelos como la sorpresatta, tratadas artesanalmente, cada chacinado posee su sabor determinado, elaborado con carne de primera calidad de los cuartos traseros del animal, sal, especias genuinas (no la mezcla que se compra hecha con especias y aditivos juntos como “sabor salame”), grasa de cerdo, paciencia y nada de químicos, harinas ni conservantes.

Los embutidos -la carne picada mezclada con sangre, grasa de cerdo, vísceras y condimentos que se embute en una tripa natural en este caso y sufre un proceso de fermentación, maduración y secado- pueden ser secos, es decir sometidos a una deshidratación parcial como el salame, salamín o longaniza; frescos, entonces están crudos, precisan heladera y deben ser cocinados para consumirse como el chorizo y la salchicha; o cocidos, con un proceso de cocción como la morcilla, la mortadela, la salchicha tipo Viena o el leberwurst.

La línea de fiambres tipo italiano de Pietro Sorba que forma parte de la picada de Pueblo Escondido cuenta con cuatro tipos de salames, nduja calabresa (similiar a la sobrasada malloquina, una delicia para untar y no parar, ver recuadro), guanciale y lardo, dos verdaderos hallazgos para los buscadores de sabores. Se suman la finocchiona, la bressaola y el speck, que se pueden encontrar en las entradas, platos y tablas del almacén que abre al mediodía.

Merienda sin Wi-Fi

Segundo paso: la hora del té. En El Retoño, Cristina Gil ofrece exquisitos churros caseros con chocolate caliente y licuados de 14.30 a 21. La propuesta es sin Wi-Fi, para fomentar el contacto: “La no conexión conecta: lo veo cada fin de semana en que familias o amigos imposibilitados de abstraerse con su teléfono levantan la vista y vuelven a ver. Y se comienzan a conectar”, dice la dueña.

Otro lugar para comer quesos con cerveza artesanal o tomar el té es Valle de Goñi, tambo caprino instalado en una prolija chacra, a 2 km de tierra de la ruta 205. Atiende Regina Schiff y con ella se puede ver el ordeñe de las cabras Anglo-Nubian dos veces por día, a las 7 o a las 16. El segundo horario es más cómodo para luego tomar el té o llevar un queso de cabra de regalo.

Aquí venden también el queso tres leches Nemesio (en honor a Don Miguel Nemesio de Uribelarrea, fundador del pueblo en 1890), producto de la asociación de tres productores locales que elaboraron el primer queso bonaerense de tres leches: cabra, oveja y vaca. En la experiencia intervienen el mencionado establecimiento, el ovino Weke y el vacuno Las Fresias.

Más sitios para deleitarse con la comida, la picada, la conversación: Cervecería La Uribeña, de Enrique Rey y su familia, en una esquina llena de antigüedades o en el restaurante; la vinoteca de Arturo, con experiencias gourmet a puertas cerradas; la pulpería de Uribe, donde Leo y Andrea Guiñazú elaboran alfajores de chocolate y dulce de leche sin aditivos.

Los vinos Uribelarrea pertenecen a la pequeña bodega de Horacio Spinazzolla, a 6 km de Uribe en el paraje La Noria. Su sueño fue hacer vino como sus padres y abuelos italianos. y lo logró. Dadas las características geográficas similares al Uruguay, decidió plantar mayoritariamente Tannat en 2 ha y lograr un vino que hermana a la perfección con la comida de la región; aunque sigue haciendo pruebas con otros cepajes como Syrah, Pinot Noir, Merlot, Sauvignon Blanc… Se realizan visitas guiadas con reserva previa y degustación; el mismo dueño explica con pasión su proyecto. El vino, el primero de elaboración local, se puede conseguir en los doce restaurantes de Uribelarrea.

Si paseó lo suficiente por establecimientos productivos, comió algo de todo lo mencionado y se llevó algún suvenir, antes de volver rodando conviene pasar la noche en la posada Como Entonces, atendida por su dueña, Mariela Velázquez. Y seguir deleitándose con su cocina o con unos mates en la galería. Oscurece en el corazón de Uribelarrea.

Datos útiles

Pueblo Escondido Sabores de Uribelarrea: charcutería, fiambres artesanales, almacén de campo, restaurante y casa de picadas. En Don Bosco y Ramona Páez. Tel. : 5625-5080;

Valle de Goñi Tambo Caprino y Casa de Té: en el km 80,5 de la ruta 205, desde Buenos Aires, acceder hacia la izquierda y continuar 2 km. Tel. (02226) 15516021; valledegoni@hotmail.com

Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco: venta de producción artesanal de dulce de leche, quesos, fiambres, dulces y vinos. Los sábados hay visitas guiadas, cada hora. Valeria de Crotto 2001, Tel. (02226) 493054

Finca Don Atilio, Viñedo y Bodega: Cuartel VIII, La Noria; vinos.uribelarrea@gmail.com

La vinoteca de Arturo: San Jose 331. www.facebook.com/laviotecadearturo

La pulpería de Uribe: Gufantti 365. Tel. 02227-15554382. lapulperiadeuribe@gmail.com

El Tetoño: meriendas campestres. Calle Ma. Auxiliadora 595, a una cuadra de la cervecería La Uribeña, cruzando la calle Valeria del Crotto. Tel. 531 69720.

Cervecería Artesanal La Uribeña : Valeria de Crotto 901, Tel. (02226) 493101.

Posada Como Entonces: María Auxiliadora 337. (011)15-5488-3828 y 02226-493011.

Museo Pbro. Leopoldo Rizzi, Archivo Ferroviario Ignacio Marcos: herramientas y maquinaria agrícola. En la entrada del pueblo, en la estación. Gratuito.

Tambo ovino Weke: la familia Graffigna Lynch se dedica al tambo de ovejas y la producción de quesos en un campo de Uribelarrea. En el tambo se elaboran artesanalmente quesos. Tel.: (11) 15.6014.2719; weke.productos.ovinos@gmail.com; ruta 205, km 80,500.